Amnistía Internacional España

Tres familiares de Sayed Ahmed Alwadaei, destacado crítico del gobierno bahreiní que vive exiliado en Reino Unido, han sido condenados hoy a tres años de prisión cada uno en una escalofriante demostración de hasta dónde están dispuestas a llegar las autoridades para reprimir la disidencia; así lo ha afirmado Amnistía Internacional.Sayed Nizar Alwadaei (cuñado de Sayed Alwadaei), Hajer Mansoor Hassan (suegra) y Mahmood Marzooq Mansoor (primo) fueron declarados culpables de colocar bombas falsas en una zona situada al suroeste de Manama tras un juicio manifiestamente injusto en el que han afirmado que fueron torturados para que “confesaran”.“El fallo condenatorio dictado hoy contra tres familiares de Sayed Alwadaei basado en cargos falsos y después de un juicio flagrantemente injusto es un plan evidente de las autoridades para castigar al destacado activista bahreiní y presionarlo para que desista de su crítica pacífica al gobierno”, ha afirmado Samah Hadid, directora de Campañas de Amnistía Internacional en Oriente Medio.“Es un intento claro de amordazar a distancia a Sayed Alwadaei. Transmite el mensaje escalofriante de que nadie está fuera del alcance de las autoridades bahreiníes y demuestra que están dispuestas a emplear cualquier medio para aplastar la disidencia.”“Esta condena debería servir, además, como llamada de atención al gobierno británico, que ha seguido restando importancia al deterioro de la situación de los derechos humanos en Bahréin; ya no puede seguir guardando silencio sobre los abusos que se están cometiendo en el país.”Las autoridades de Bahréin tienen un historial estremecedor en lo referente a hostigar, amenazar y detener a familiares de activistas bahreiníes que viven en el extranjero, como medio de intimidarlos para que guarden silencio.Sayed Alwadaei es director de Relaciones institucionales del Instituto Bahreiní de Derechos y Democracia. Amnistía Internacional ha pedido reiteradamente a las autoridades de Bahréin que pongan fin al hostigamiento y la persecución de su familia.El pasado octubre, la esposa y el hijo pequeño de Sayed Alwadaei fueron detenidos horas después de que él participara en una protesta pacífica a las puertas de Downing Street durante una visita a Reino Unido del rey bahreiní, Hamad bin Isa al Jalifa. Se interrogó y amenazó a la esposa con presentar cargos contra ella, y sus interrogadores hicieron referencia expresa a la participación de él en la protesta.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa